2023-01-20-GOIZUETA

El frio no nos ha helado el semblante. Nos ha llevado a parajes vírgenes,
insólitos, donde contemplar la naturaleza ha sido una bocanada de satisfacción.

Como otras veces, los grupos nos hemos dividido, estirado y recogido como
gomas unidas por lazos invisibles. Surcos que llevan siempre la misma
dirección, aunque se extravíen por el camino marcado.

Otros han visto el frio más cerca, a la altura de un resbalón, de una
posible caída, pero con la vista llena de luz, de claridad y transparencia

Otro día en la montaña que nos ha brindado  placer y deleite .para continuar por la misma
senda, la senda que nos lleva a lo más alto de lo que somos capaces cada uno. A
lo más alto aunque sea a pocos metros sobre el suelo, a lo más alto para sentir
el soplo de la vida sobre nuestro cuerpo.

2023-01-15-MENDIGORRIA-ARTAJONA

Apenas unas briznas de luz nos iluminan el camino en esta oscura mañana de invierno. La cámara dice que suba el ISO, que le dé más luz al objetivo, que busque la claridad para trasladar la escena al sensor. Y espero, en poco tiempo el albor dará paso al brillo mañanero, aunque difuminado por las nubes que pueblan el horizonte.

En poco tiempo la claridad ya permite fotografiar  las cuestas que vamos poco a poco subiendo y bajando, las lomas y piedras que jalonan el camino, o la senda que tenemos que realizar nosotros tras pisar por terrenos vírgenes, ya que la tierra resbaladiza que nos dirige es traidora y está al acecho de una mala pisada, de un descuido.

Pero poco a poco, tras las cuestas, los resbalones y el barro, divisamos el final, y con el semblante húmedo pero satisfecho, recorremos el último tramo, hasta llegar sin percances y con la satisfacción, las fotografías y la energía, más llenas que al principio de la marcha.

2023-01-08-MENDILLORRI

La rutina de estos días festivos, llenos de comida excesiva, nos ha dejado el cuero trastocado, necesitado de movimiento, de visión más allá de los polvorones.

Pero todo llega. El retorno a las salidas ya está en marcha, ya podemos disfrutar de la naturaleza aunque sea como ayer, bajo una pequeña,  machacona  y persistente llovizna.

No nos impidió transitar por las cercanías de Pamplona, pero introdujo un punto de respeto por las pequeñas cumbres plagadas de caminos embarrados y resbaladizos.

Fue una mañana pasada por agua, pero dichosa por volver a sentir en la piel la sensación de libertad, la sensación de la naturaleza.

2022-12-18- MENDIGOIZALE EGUNA

UN AÑO.

El tiempo pasa muy rápido. Hace ya un año de este espacio desde donde os he puesto unas palabras para acompañar las fotografías y los recorridos que hacemos.

Solo espero que os haya gustado. Para mí ha sido un reto, sobre todo por tener muy poco tiempo para cada entrada, pero eso a la vez me induce a pensar rápido y a plasmarlo.  Espero seguir haciéndolo más tiempo, esperemos que la cabeza no tenga los achaques de las piernas, las rodillas la espalda y los pies de algunos y algunas, que les han impedido acompañarnos en varias ocasiones.

Por lo demás y centrándome en ayer, fue un día extraño.  Entre los que estaban preparando y sirviendo el aperitivo, a uno de los grupos no le vimos el pelo hasta la llegada y el otro se dividió, a mí se me quedo una sensación de orfandad, de necesidad de compañía. Me hubiera gustado por un día una marcha unida.

Pero al final, la comida sirvió de unión, de camaradería, de cercanía.

Hoy os dejo de portada la foto en blanco y negro, que parece que deja más lugar al recuerdo, a la nostalgia de épocas pasadas, a la imperturbabilidad del tiempo.

2022-12-11-URDIAIN-ETXARRI

Hay veces que lo mejor de la marcha está en lo no previsto, en lo que queda al margen, en las alternativas que se ven alrededor de lo anunciado.

Esas palabras que pronunciamos de vez en cuando…y si vamos a ese promontorio, o y si nos acercamos a esa otra cima, o como ayer, ya que pasamos cerca de los ojos de Iruaitzeta, podemos acercarnos y los vemos. Y así fue para un pequeño grupo. Los demás también hicieron sus pinitos.

Hay veces, como ayer, que la armonía va por grupos, y no está mal que así sea, al final o entre medios nos juntamos un poco, y nos llevamos a la mochila no solo lo logrado en el día, sino la armonía del grupo que sin estar todos juntos se nota en el semblante de los compañeros.

Pero para eso, hay que preparar, dibujar, pasarse de vez en cuando por las rutas antes de realizarlas y estar pendiente para que todo salga bien. Gracias a los compañeros que se dedican a ello. Sin su entrega no sería posible disfrutar de los recorridos

2022-12-04-PIEDRAMILLERA

Hay días en los que el camino es casi lo único que se ve al pisar el terreno por el que pasamos.

La visión de la inmensidad se cierra entre la niebla reinante y su espesura no nos deja distinguir la lejanía. Estamos encerrados en la visión cercana, en pocos metros a la redonda, donde se mueve nuestro mundo. Queremos ver más allá, pero es inútil, el mundo, a veces, solo se circunscribe a lo que tenemos delante y apenas somos capaces de trasmitirlo ni en palabras, ni en imágenes. Tan solo se queda flotando en los recuerdos que se perderán un día de esos cuando la memoria se diluya en nuestra mente, y se parezca más a la niebla que hemos padecido que a la claridad reinante en los días de plenitud.

Mientras, nos queda pensar que la próxima excursión será distinta y que podremos disfrutar de la inmensidad del paisaje a la vez que transitamos dichosos por la montaña.

2022-11-20-ORRDRE-ASPURZ

Entre fina lluvia,  sombras enlutadas y  destellos luminosos  pasamos la mañana, caminando  en pos primero de la cima, sin la cual parece que no disfrutamos, y del punto final que nos lleva al regocijo por lo conseguido.

Entre tanto, el paisaje sirve de remanso, de sereno tránsito hacia adelante, de nutriente para el sosiego físico de la semana.

Y ahora, una vez conseguido el objetivo, en la quietud de la tarde otoñal, visualizar de nuevo el recorrido y sus pliegues, detenerse y mirar tranquilamente por donde, porqué y con quien hemos recorrido ese trayecto, ya que algunas veces, si no echamos mano de los recuerdos, de la fotografía, se quedan fuera de nuestra retina lugares por los que hemos transitado  y personas que estando tan cerca, quedan a mucha distancia en la memoria

2022-11-13-YOAR

Cuando regresas a los mismos lugares después de cierto tiempo y cambian las condiciones climatológicas, y un poco desde donde lo haces, todo es diferente, nuevo y se viven las experiencias como si nunca hubieras estado allí.

Por eso, repetir montes no supone reproducir las marchas, sino sentir experiencias originales, únicas. Subir por sendas distintas a la misma montaña supone nuevas peripecias, y te sumerge en un mundo lleno de pericias diversas

Cuando por fin llegas a la cima y sientes que ya estuviste allí, la plenitud tiene diferente dimensión, es más placentera, y si además el día acompaña para fijar la vista en el horizonte y sentir la grandeza de la naturaleza, el gozo es infinito, como la contemplación de lo que se pone a la perspectiva de tus ojos.

Guardaremos en las cosas por hacer, el nombre de tu cumbre, para volver en otro momento y por nuevos caminos y poder así disfrutar de nuevo de la misma cima, de los mismos parajes, pero desde una dimensión diferente. La que nos marque la climatología, el terreno y nuestro propio cuerpo.

2022-11-06-APELLANIZ-BIRGARA

Hoy tenemos un aluvión de fotos para disfrutar de nuevo del día que nos tocó vivir el domingo.

Unos parajes donde había pequeños picos, cuevas escondidas, naturalezas horadadas, montes en lontananza y caminos muy transitables.

La profusión de fotografías no sé si hará honor a todos los rincones que pudimos ver y a la magnífica mañana, bañada por el sol y por unas cuantas nubes que ponían una nota blanca entre tanto azul.

Transmitir lo que uno ve quizás sea fácil con muchas fotografías, aunque mi maestro siempre decía que menos es más.

Lo que es más difícil siempre, es transmitir las emociones; por eso buscamos en el más, en la abundancia de imágenes, la capacidad de trasladar los sentimientos.

Para eso, para los sentimientos, mejor la palabra. Aunque también se puede pecar por exceso o por defecto, en la tarea de poner negro sobre blanco lo que sentimos ayer al pisar los parajes que mostramos en nuestras fotografías.