2023-01-20-GOIZUETA

El frio no nos ha helado el semblante. Nos ha llevado a parajes vírgenes,
insólitos, donde contemplar la naturaleza ha sido una bocanada de satisfacción.

Como otras veces, los grupos nos hemos dividido, estirado y recogido como
gomas unidas por lazos invisibles. Surcos que llevan siempre la misma
dirección, aunque se extravíen por el camino marcado.

Otros han visto el frio más cerca, a la altura de un resbalón, de una
posible caída, pero con la vista llena de luz, de claridad y transparencia

Otro día en la montaña que nos ha brindado  placer y deleite .para continuar por la misma
senda, la senda que nos lleva a lo más alto de lo que somos capaces cada uno. A
lo más alto aunque sea a pocos metros sobre el suelo, a lo más alto para sentir
el soplo de la vida sobre nuestro cuerpo.

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *