2022-11-20-ORRDRE-ASPURZ

Entre fina lluvia,  sombras enlutadas y  destellos luminosos  pasamos la mañana, caminando  en pos primero de la cima, sin la cual parece que no disfrutamos, y del punto final que nos lleva al regocijo por lo conseguido.

Entre tanto, el paisaje sirve de remanso, de sereno tránsito hacia adelante, de nutriente para el sosiego físico de la semana.

Y ahora, una vez conseguido el objetivo, en la quietud de la tarde otoñal, visualizar de nuevo el recorrido y sus pliegues, detenerse y mirar tranquilamente por donde, porqué y con quien hemos recorrido ese trayecto, ya que algunas veces, si no echamos mano de los recuerdos, de la fotografía, se quedan fuera de nuestra retina lugares por los que hemos transitado  y personas que estando tan cerca, quedan a mucha distancia en la memoria

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *